Fabada asturiana

Ingredientes

  • 500 gr de fabas del año
  • Agua fría abundante
  • Compango: 2 chorizos asturianos, 1 morcilla asturiana y 100gr de panceta ahumada.

Elaboración

Se ponen las fabas a remojo en agua fría durante toda una noche. Se recomienda poner agua abundante para que se rehidraten bien.

Al día siguiente se escurren y se ponen en una cacerola con la morcilla, los dos chorizos y la panceta, se cubre de agua fría y se lleva a ebullición. Si sale espuma cuando comience a hervir, se retira con una cuchara.

Se dejan cocer lentamente, un poco destapadas, procurando que estén siempre cubiertas de agua para que no suelten la piel, añadiendo vez en cuando agua fría en pequeñas cantidades.

Debe vigilarse bien la cocción, sacudiendo la cacerola (nunca moviendo con una cuchara sino agitando la cacerola agarrada de sus asas) para que no se peguen en el fondo. Se dejan cocer hasta que estén tiernas.

Ese hasta que estén tiernas dependerá de cómo las hagáis. Si las hacéis en olla rápida, estarán perfectas en 18 o 20 minutos. Pero si las hacéis de verdad, a fuego lento en una cacerola semidestapada, será cuando queden perfectas de verdad. Además, para que estén en su punto, las podéis ir probando de cuando en cuando. El proceso puede durar entre 2 horas y media y 3 horas.

Llegado ese punto, se prueban de sal y se dejan reposar. Normalmente no hay que añadir sal puesto que la riqueza de las carnes del compango (chorizos, morcilla y panceta) es suficiente para salar el conjunto.

Para llevar a la mesa, sacamos el compango y lo cortamos en trozos para facilitar su distribución, y las fabas, las pasamos a una fuente de legumbres o a un puchero de barro, llevando todo a la mesa bien caliente.

Share This: