Tag: truco

Las legumbres, como todo, tienen sus truquillos y consejos que pueden hacer que disfrutes mucho más de ellas. Atento a los que te proponemos desde La Pedriza:

  1. La calidad es fundamental a la hora de disfrutar un buen plato de legumbres y si se trata de productos nacionales, mejor que mejor.

  1. Ponlas en remojo: hidrata las legumbres durante 10-12 horas para reducir el tiempo de cocción. Un truquillo para acelerar el proceso es escaldar las legumbres durante un minuto y medio o dos en agua hirviendo. Tras esto, solo hará falta tenerlas en remojo un par de horitas o tres.

  1. El truco para que los garbanzos no se encallen y queden perfectos es echarlos con el agua ya caliente, mientras que las lentejas obtendrán un mejor resultado si se comienzan a cocinar con agua fría. Por cierto, nada de cucharas durante la cocción.

  1. ¿Pierden la piel durante la cocción?: Lo ideal para cocer las legumbres es hacerlo con la cantidad justa de líquido y luego, si es necesario, añadirles un poco más de agua durante la cocción.

  1. Si añades un poco de sal al final de la cocción, evitas que se endurezca la piel.

  1. Evita los molestos gases: hierve las legumbres 5 minutos en abundante agua, déjalas posar una hora y elimina el agua. Después, comienza con la receta como lo haces normalmente.

Una de las mayores preocupaciones que tenemos los padres es que nuestros hijos dejen las legumbres a la hora de comer. Lo último que hay que hacer es provocar un enfrentamiento con los pequeños ya que esto puede provocar un rechazo definitivo hacia las legumbres. Por ello, desde La Pedriza te proponemos lo siguiente: ¿y si probamos con la táctica “Camaleón”?

La táctica “Camaleón” consiste en camuflar legumbres entre otros ingredientes, elaborando un plato que vuelva loco al pequeñajo y añadir legumbres para que se las coma sin darse cuenta.

Además de este pequeño truco, puedes crear platos que tengan una forma similar a los platos que más gustan al peque: hamburguesas de legumbres, lasañas… Despierta tu creatividad y ya verás como las legumbres dejan de ser un problema en la alimentación de tu familia.